8May

10 Tips para elegir Centrífuga Clínica adecuada para su laboratorio

“Los iones me dan mal con esta centrífuga”… era el comentario de uno de nuestros clientes. Luego resultó que la centrífuga calentaba los tubos a más de 40ºC porque no era refrigerada, sólo ventilada.

Los que vendemos centrifugas sabemos que algunas marcas chinas tienen un diseño pésimo de la circulación del aire. Por supuesto que alcanzaba las 4000 rpm, pero al hacerlo, y sobre todo al repetirlo con la segunda tanda de tubos, la centrífuga se calentaba más y más. Ese era el motivo para que el resultado analítico no fuera el óptimo.

Puntos importantes a tener en cuenta en la elección de una centrífuga clínica

Escoger entre una centrifuga refrigerada o ventilada es sólo la última opción a elegir cuando evaluamos instrumento. Veamos cuáles son los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de elegir una centrífuga clínica:

1.- Por supuesto que llegue a los infalibles 4000 rpm.

2.- Que sea de inducción en lugar de ser de escobillas.

Aunque para un punto de extracción básico las de escobillas sean la opción más barata y la elección por defecto. En este caso los agujeros del rotor pueden alojar tubos de 5/7/10 y 15 ml indistintamente y sólo necesitará unas pinzas para extraer los tubos del fondo.

3.- Asegúrese de que los tubos con tapón, como son los tubos de sangre u orina, queden bien alojados.

Los catálogos de muchas marcas indican una capacidad que no es real si el tubo tiene tapón. ¿Cuál es la regla de Oro? Si le ofrecen adaptadores para sus tubos de 5/7 y los de 10 y 15 ml. cerciórese de que el diseño no deje el tubo colgando del tapón. De lo contrario al centrifugar el tubo se destaponará y/o romperá el tubo.

Un dato importante a tener en cuenta: es mejor que el tubo quede bastantes centímetros al aire, a que quede “empotrado” en su adaptador, mientras no choque con la cruceta ni con otros tubos. Ese diseño asegura que trabajaremos con seguridad.

tubo-centrifuga-clinica

4.- Si es para PRP elija un adaptador para un tubo convencional de sangre u orina de las mismas dimensiones, son homólogos.

Si es un kit confirme con el proveedor que el tubo sea homologado.

5.- Observe cuántos ciclos hace al día y cuántas muestras.

Una centrífuga de 32 tubos no es necesariamente mejor que una de 20. Si al final su promedio de muestras es bajo le va a costar rellenar los buckets de la centrifuga de una manera que quede equilibrada en peso.

Si está claro que va a tener mucho movimiento sin duda elija la más grande. Buckets grandes, calderas grandes refrigeran mejor, y la productividad estará asegurada.

6.- Medite si le puede interesar un modelo refrigerado.

Pueden suponer 2.000 euros más, pero podrá hacer muchos ciclos de centrifugación seguidos porque la máquina no se calentará entre ciclo y ciclo, y por tanto tampoco sus muestras. Puede ser más interesante una centrifuga refrigerada de 20 tubos que una de 40 no refrigerada, si puede encadenar ciclos y ciclos sin descanso.

Si su protocolo se extiende más allá de 10-15 minutos de centrifugación opte por refrigeración. Es mucho tiempo de calentamiento para sus muestras

7.- Rotor fijo o Basculante.

Realmente es un tema de productividad. Cuando queremos más de 12 tubos todas las marcas ofrecen de manera estándar un rotor basculante porque su diseño es más versátil para mayor número y variedad de tubos. En general sólo los fabricantes chinos ofrecen alguna configuración de rotor fijo, y alta capacidad para tubos clínicos, pero resultan poco ergonómicas, y convierten a la centrífuga en una máquina muy grande e incómoda de usar. Los rotores fijos, por su geometría tienen la ventaja de que permiten mayores “g”. No obstante en las aplicaciones clínicas éste no es un tema de importancia. Lo podría ser si va a emplear algún kit de biología molecular.

rotor-centrifuga-clinica

8.- Asegúrese de que puede usar tubos Sarsdtedt.

Muy pocas marcas de centrífugas pueden garantizarle fabricar modelos y configuraciones compatibles con este tipo de tubos. En Akralab tenemos el respaldo de fabricantes que sí lo garantizan.

9.- Diseño de la Ventilación.

Como habrá visto a lo largo de este post que uno de los factores más importante es que la caldera de su centrífuga y sus muestras no se calienten. La correcta ventilación de la caldera es un factor al que las marcas dedican mucho I+D. Diseños que permiten asegurar que el aire del exterior circula de manera ordenada hacia el interior con el fin de refrigerar sus muestras. Observe si el fabricante menciona cuál es su diseño particular para este propósito

10.- Además de los 9 consejos anteriores le recomendamos tener en cuenta otros detalles que también facilitarán el uso de su centrífuga:

  • Que la tapa tenga dos puntos de cierre delantero. Ésto hará que su centrífuga clínica esté más equilibrada que si sólo dispone de uno central.
  • Que el adaptador o bucket disponga de alguna varilla o sistema para sacar todos los tubos de una vez, y cargarlos antes de meterlos en la centrifuga. Ésta es más bien una ventaja que se agradece con el trabajo diario.

bucket-centrifuga-clinica

  • Fíjese bien que los mandos sean digitales, y no un rotador de la velocidad. La gama barata de marcas prestigiosas aún emplean mandos de rotación, que suelen generar mayor desgaste y por consiguiente un mayor número de fallos.
  • ¿El controlador le permite poner el tiempo de centrifugación real, sin incluir el de aceleración y el de deceleración? Algunos modelos de gama alta le permiten asegurarse que el método solo cuenta el tiempo de meseta, el de centrifugación a la velocidad nominal del método. Si no lo tiene, está centrifugando menos tiempo que el que indica el método.
  • Que tenga función SOFT start/stop. Para alguna aplicación más delicada como PRP puede ser interesante porque esta opción provoca menos agitación en el tubo, ralentiza tanto acelerado como parada y evitará que las células se re suspendan.

En Akralab sabemos de Centrifugación. Consulte nuestra gama de centrifugas clínicas personalmente o directamente en nuestra web, www.akralab.es

Si le interesa conocer más sobre éste tema o tiene alguna duda puede hacérnosla llegar a través de los comentarios de este artículo o directamente por email a nuestro equipo al correo mkc2@akralab.es.

Además le invitamos a suscribirse a nuestro blog para estar al día en noticias como ésta. Próximamente hablaremos de consejos para alargar la vida de su centrífuga.

suscribirme-blog-akralab